Nonesense (1) Personal (23) Rust (1) Código (2) Python (1) Cerdocapitalismo (3) Viajes (3) Bicicleta (1) Cortázar (1) Hacks (1) Espiritual (2) Infinito (1) Libertad (2) Tecnología (2) Crítica (5) Tiempo (2) Matemáticas (4) Espacio (1) Experimental (1)

Manual de operación de la máquina del tiempo

Si estás leyendo esto quiere decir que adquiriste vía internet una máquina del tiempo modelo 2017A-estándar o que andas de fisgón(a) en una de mis entradas del blog.

En el primer caso te debe haber llegado por correo una caja de más o menos 15 cm completamente vacía (además de este manual, por supuesto).

Para comenzar, debes rechazar la tentación de sentirte timado por el contenido de la caja. En efecto has adquirido la máquina del tiempo del modelo especificado, sin embargo no se trata de un objeto común y corriente, como se verá a continuación.

Siendo el viaje en el tiempo un suceso tan paradójico como maravilloso no debe uno cerrarse a la idea de que se puede hacer con un aparato de comunes características. En el transcurso de este manual te guiaré en el manejo de tu nueva máquina del tiempo.

Advertencia El viaje en el tiempo es una actividad extremadamente peligrosa cuya realización no está garantizada de ninguna manera, incluída la garantía de satisfacción de algún propósito particular. Tienes ante ti un producto en fase de desarrollo y su uso es completa responsabilidad del dueño, en adelante viajero del tiempo.

Los viajes en el tiempo pueden estar prohibidos en algunos países.

Controles de la máquina del tiempo

Este aparato, inasible en apariencia, tiene esencialmente dos funciones: hacer que el tiempo vaya más rápido y hacer que el tiempo vaya más lento. Mucho se ha hablado acerca de dotar al mismo de una función de reversa sin embargo aun se encuentra en debate ante importantes congresos internacionales.

Para hacer más didáctico este manual se recurrirá a un sencillo ejemplo en el que se ponen en práctica las dos funciones de la máquina del tiempo.

Supongamos que un sujeto hipotético, al cual llamaremos Abraham, se encuentra en el 1 de enero de 2017 y quiere trasladarse al 1 de febrero del mismo año. Para lograrlo deberá poner en marcha el primer mecanismo de la máquina del tiempo usando los controles principales localizados justo frente a él. De esta manera tomará su celular, computadora o simplementa lápiz y papel y formalizará su estancia en un lugar en el cual se viva rutinariamente por lo menos los días hábiles. Es importante que esta rutina tenga las menos variaciones posibles, si lo consigue, habrá puesto en marcha el primer mecanismo de la máquina del tiempo, convirtiéndose a su vez en un viajero del tiempo.

Puesto en marcha, el mecanismo no requiere de ninguna supervisión hasta dos días antes de la fecha a la que se quiera llegar, momento en el que es necesario activar el segundo conjunto de controles diseñados para detener la máquina del tiempo. Para lograrlo, el viajero del tiempo debe romper la rutina establecida previamente cambiando partes importantes de la misma o reemplazando cada actividad por una nueva. De esta manera el paso acelerado del tiempo causado por el primer mecanismo empezará a reducirse hasta la normalidad o incluso hacerse más lento si las actividades son además desconocidas para el viajero.

Una persona tratando de atrapar a otra que se dejó llevar por la máquina

Es muy importante que el primer mecanismo sea detenido al menos dos días antes de la fecha a la que se quiere llegar, pues es un sistema que fácilmente toma inercia y puede excederse por días, meses y en los casos más dramáticos por años enteros si no se hace nada al respecto. Es una obra de ingeniería muy impresionante el uso de la rutina para acelerar el paso del tiempo.

Consideraciones. Como se dijo antes el viaje en el tiempo no está excento de sus riesgos y es deber de este manual mantener al usuario bien informado de los mismos.

Aun siendo intangible, la máquina es suceptible a cierto tipo de turbulencias que pueden ocurrir durante el viaje. Si, por ejemplo, el viajero sufre de conflictos emocionales durante el viaje y a eso se le suma gran anciedad por llegar a su destino esto puede causar el malfuncionamiento de la máquina, parando el primer mecanismo. La buena noticia es que este problema se puede corregir sin necesidad de un técnico, solo es necesario concentrarse en las actividades de la rutina al máximo, limitando cualquier espacio para reflexiones metafísicas.

El más peligroso de los riesgos de la máquina es el de dejar trabado el engrane de aceleración del tiempo. Son incontables los viajeros que han quedado atrapados en el proceso rebasando por mucho su destino original. Lamentablemente no existe aun una solución confiable para este problema y es por eso que se vende con tanta reserva el aparato. Lo más seguro es no perder de vista el objetivo inicial, recordarlo cada noche que dure el viaje en modo acelerado para no perder la oportunidad de parar a tiempo el artefacto.

Si tu eres un viajero del tiempo y tu viaje coincide con el de otro, no olvides recordarle que quizá tenía un destino original y su máquina del tiempo podría estar averiada. Ayúdale a iniciar el segundo mecanismo invitándolo a la montaña o realizando cualquier actividad que no sea parte del engrane primario. Quién sabe, tal vez así haya menos viajeros perdidos en su viaje en el tiempo, y aunque hayan rebasado su parada original, es posible convencerlos de que a cada momento hay un lugar donde bajarse y disfrutar un poco.

El uso general de esta máquina del tiempo está completamente desaconsejado hasta haber comprendido adecuadamente las implicaciones del viaje en el tiempo y quizá haber hecho algunas pruebas de funcionamiento avanzando un par de horas en el futuro con el mecanismo primario en automático.