Personal (23) Rust (1) Código (2) Python (1) Cerdocapitalismo (3) Viajes (3) Bicicleta (1) Cortázar (1) Hacks (1) Espiritual (2) Infinito (1) Libertad (2) Tecnología (2) Crítica (5) Tiempo (2) Matemáticas (4) Espacio (1) Experimental (1)

Votos

Una colección de cosas que marcarán algunas de mis decisiones más simples y menos irrelevantes en la vida, por que para las decisiones realmente relevantes no existen reglas que se puedan aplicar.

No comprar en un Starbucks

En su lugar consumiré café de cafeterías locales, de preferencia en las cuales el dueño conoce al productor de café. Esto comenzó tiempo atrás cuando se hizo popular en México. Aquí hay que explicar que las cosas que son populares me causan automáticamente una reacción de rechazo por el simple hecho de serlo. Y si luego la cultura que los rodea está llena de consumismo y vanalidad esto se vuelve definitivo (aplica para el punto siguiente).

No adquiriré un producto apple

Como se menciona antes no me parece una empresa que valga la pena respaldar y sus productos no tienen realmente nada que ofrecerme a mi. De todas formas debería quizá ir quitando, una a una, cada marca que aparezca en el fortune 500. Aunque en el proceso termine sin pocesiones materiales.

No trabajaré para una empresa o en un proyecto cuyo objetivo no comparta

Y aquí probablemente se van las grandes corporaciones todas juntitas y quedan proyectos pequeños, software libre y algunas causas. Si ya voy a entregarle mi tiempo a algo tendrá que ser algo con lo que me sienta completamente satisfecho haciendo. Entiendo que con el rumbo que el mundo va tomando, el capitalismo y la demanda esto se hará cada vez más difícil pero también veo en todas partes, incluso en estados unidos, gente resistiéndose de diversas maneras a la horrible tendencia de producir lo que se consume, y a consumir lo que se produce para que consumamos.

No voy a correr un maratón

¿Para qué? Hago otras cosas más divertidas como pedalear 500 km en 6 días, acampar, subir montañas y nadar ríos, cenotes y mares. Correr un maratón no me significa ningún reto o meta que alcanzar. Además aprecio mis rodillas para las otras actividades que valen más la pena.

No voy a ver adventure time a menos que...

Y no por que no esté picado en la serie, pero solo hay una persona con quien podría terminar esta serie, y parece que eso no va a suceder. Creo que esta decisión la toma una parte de mi que quiere darle significado a algunas cosas, que quiere que exista un valor más allá de lo circunstancial e inmediato. Y no se me malinterprete, sé bien que no hay símbolos en el mundo, es más bien una decisión personal de asociar algo en lo que encontré un poco de valor con una persona con quien le encontré valor. Nada más.

No contraeré nupcias

Larguísimo raciocinio, meditación y sufrimiento se ha ido en este asunto. Incluso un intento fallido de, y he decidido que ese intento será lo más próximo que estaré de jamás hacerlo. Las razones subyacentes son varias. Entre ellas destaca que no tengo un ejemplo, un solo ejemplo, donde no sepa que a la larga la relación, y las personas que la forman de manera individual, termina con daños irreversibles. Lo que comienza como un acuerdo romántico y lleno de fe y esperanza parece terminar invariablemente en la rutina, la fricción y la irritación.

Por otro lado yo no estaba cuando se inventó, y pensándolo bien tendría que estar de acuerdo con el estado de dicho contrato en la sociedad actual, cosa que no sucede. Creo que una unión libre tiene más sentido incluso solo basándose en el nombre. Pero más allá de eso creo que puede haber más compromiso en una idea libre y común de compartir una vida que en una obligación contractual. De por sí detesto la burocracia, ¿por qué la querría meter en un lugar tan importante en mi vida?

Y con esto no quiero decir que no haya visto también ejemplos de fortaleza, perseverancia y sanación, solo creo que el matrimonio no es necesario para que estas cosas sucedan.

No voy a comprar un vehículo automotor

Para mi lo más triste es tener que explicar este punto, pero como tú que lees con una buena probabilidad tienes uno déjame ponerte en claro aquí algunas cosas.

Ya de por sí nos estamos llendo al carajo por la contaminación (y ahí descarto no solo a los vehículos a gasolina sino a los eléctricos de un golpe pues ¿cómo crees tu que se produce la energía eléctrica?) como para andar contribuyendo al consumo energético. Luego la mobilidad en las ciudades es tamaño desmadre porque las calles están llenas de vehículos ocupados al 20% de su capacidad, quita los coches de las calles y hasta la economía se incentiva por que los peatones tenemos la oportunidad de detenernos en cualquier momento y lugar a ver alguna cosa. Luego está la responsabilidad de ser conductor y poner en riesgo a la gente que te rodea por descuidos, ignorancia o negligencia. También está la carga administrativa y económica de mantener un vehículo (en méxico es terrible). Y finalmente está de nuevo la muy estúpida ideología de consumo alrededor de los autos: que si del año, que si la marca.

En mi honesta opinión los vehículos particulares han sido de las estupideces más grandes de la humanidad, y yo no voy a ser parte de eso.